Un breve listado orientativo de los subgéneros del terror moderno.

Gore

Al igual que su homónimo del cine, el gore se centra en magnificar y desarrollar la violencia, una especialmente gráfica, detallada y truculenta. Una herida no es un rasguño sin importancia, es por sí misma una pequeña obra de arte que desgarra la piel de quien la sufre.

Slasher

El asesino es el protagonista. Hace su trabajo especialmente bien, lo practica tan a menudo como puede y deja siempre un peculiar sello personal en su obra. ¿Por qué lo hace? Una buena venganza es siempre motivo suficiente para iniciar una larga y precisa masacre.

Horror

Si eres más de presencias o sucesos paranormales o de lugares encantados lo tuyo es el horror. En estos relatos ocurren cosas fuera de lo normal, ya que desafían las normas del mundo en el que se desarrollan. Recuerda… el mal no necesita tener un cuerpo físico para manifestarse.

Thriller

El ingrediente principal de este plato es el suspense, el lector se queda enganchado ante la expectativa de qué va a pasar a continuación. Este tipo de terror exige mucho al escritor a la hora de hilar los sucesos de la trama, pues cada uno debe abrir nuevos misterios y cerrar otros, y al final todo debe conectarse de forma lógica. Reto entre retos.

Terror psicológico

La historia se desarrolla desde la perspectiva del protagonista, por lo que sus alucinaciones o delirios se confunden con la realidad. Es común que al final resulte que el personaje con el que empatizas sea una persona trastornada y el causante de todos los males.

Folk horror

En este caso lo que suele ser clave es que las historias transcurren en entornos naturales, poco explorados y que tienen un vínculo con cuestiones mucho más tradicionales. Este tipo de terror profundiza en lo antiguo e inexplicable; muchas transcurren en un terror diurno; además, se meten de lleno en rituales paganos.

Terror naturalista

Se puede pensar que este subgénero tiene algo que ver con el folk horror, pero en realidad el terror naturalista se centra principalmente en el ataque de animales a las personas sin un disparador claro. Son relatos en los que el hombre abandona su papel de cazador en la naturaleza y se convierte en la presa.

Terror de ciencia ficción

Este subgénero se centra en la existencia de una amenaza que proviene de fuera de la tierra. Generalmente, el foco del terror proviene algún tipo de criatura llegada del oscuro y profundo vacío que llena el espacio entre las estrellas.

Terror futurista

Este es en realidad otra vertiente del subgénero de ciencia ficción de terror, pero ahora las amenazas tienen que ver con las máquinas o con avances científicos que terminan escapando del control de quien lo construye o crea.

Rape and revenge

Este es uno de los subgéneros del terror más controversiales por su connotación machista… pero a la vez feminista. Es importante que tengamos en cuenta que principalmente los personajes suelen sufrir todo tipo de vejaciones, pero luego de haber sobrevivido buscan venganza. Y vaya que la encuentran…

Horror corporal

Este subgénero describe intencionalmente alteraciones grotescas o psicológicamente perturbadoras del cuerpo humano.​ Estas alteraciones pueden manifestarse a través de enfermedades, sexo aberrante, mutaciones, mutilación, zombificación, violencia altamente explícita, o movimientos antinaturales del cuerpo.

Eco-terror

Se caracteriza por la presencia antagónica de uno o varios individuos de una especie animal no humana. Sus características habituales suelen o eliminarse o si es un comportamiento agresivo natural, exagerarse. Se focaliza el miedo en un animal existente y lo intensifican.

Queer horror

En este subgénero, alguno de los personajes -o gran parte o todos ellos- es homosexual, se aprecia una temática relacionada con la homosexualidad, o bien es de especial interés para el colectivo de gais y lesbianas por algún motivo concreto.