Cada año nos planteamos nuevos retos que superar o recuperamos aventuras fallidas con el fin de darle un cambio, aunque sea ligero, a nuestras vidas.

Como miembro del Creator’s Club los propósitos para este serían los siguientes:

  1. Participar en dos concursos literarios de los muchos que abundan en la red.
  2. Convocar como mínimo dos retos creator, siendo uno de ellos estacional.

Por supuesto, no nos olvidaremos del club de lectura. Lo ideal sería hacer una ronda completa (es decir, que cada miembro aporte una de las lecturas que el club va a leer).

Evidentemente, esto no implica el perder de vista los proyectos personales.

A priori parece poca actividad para un club pero el ritmo de vida adulto complica en ocasiones el disfrute del tiempo libre del modo en el que deseamos y así se permite que sean más los miembros que participen.

Sin nada más que comentar por el momento, feliz año y feliz creación.