Norwegian Wood

Sinopsis

Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha casualmente mientras aterriza en un aeropuerto europeo una vieja canción de los Beatles, y la música le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de finales de los sesenta. Toru recuerda, con una mezcla de melancolía y desasosiego, a la inestable y misteriosa Naoko, la novia de su mejor –y único– amigo de la adolescencia, Kizuki. El suicidio de éste les distancia durante un año hasta que se reencuentran en la universidad. Inician allí una relación íntima; sin embargo, la frágil salud mental de Naoko se resiente y la internan en un centro de reposo. Al poco, Toru se enamora de Midori, una joven activa y resuelta. Indeciso, sumido en dudas y temores, experimenta el deslumbramiento y el desengaño allá donde todo parece cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte. La situación, para él, para los tres, se ha vuelto insostenible; ninguno parece capaz de alcanzar el delicado equilibrio entre las esperanzas juveniles y la necesidad de encontrar un lugar en el mundo.
Última lectura

Aviso: esta reseña puede contener trazas de destripes. Si eres alérgico a los mismos, no te recomendamos su lectura.

Como parte del Creator’s Club, una de las actividades que se realizan en este pequeño grupo de aficionados a la escritura es la del club de lectura: cada cierto tiempo un miembro del grupo propone una novela, todos la leemos y la comentamos en una reunión física o virtual.

La primera lectura de este año 2022, es Tokio Blues, cuyo subtítulo es una canción del grupo inglés The Beatles, novela escrita por el japonés Haruki Murakami.

Debo apuntar que no estoy familiarizado con la obra de este escritor y mucho menos con la literatura japonesa. Conozco, bastante bien, sin embargo, el cómic nipón y me he sumergido muy a menudo en esa cultura a través de la animación, el cine o los videojuegos, pero nunca a través de su literatura.

La mejor manera de definir Tokio Blues que he podido encontrar es la de un drama romántico con tintes de harem manga. Nos encontramos con un protagonista melancólico, que se autodefine como normal e incluso mediocre, cuyas interacciones le llevan a rodearse de diversas féminas y vivir, pues eso, un drama romántico.

No estoy habituado a la lectura de este género pero me ha sorprendido que con su ritmo pausado, cargado de detalladas descripciones, diálogos mundanos y situaciones anodinas, el autor ha sabido atraparme durante toda la historia. Es cierto, no hay acción, no hay un llamativo conflicto ni un carismático villano. Dentro de su ficción -no quiero saber si está basado en hechos reales, me da lo mismo-, aparecen ciertos conflictos con los que como ser mundano me puedo identificar.

Hay pasajes de suma belleza y tan atrayentes como idílicos de estampas cotidianas que denotan una forma de ver el mundo especial alejada de las banalidades y superficialidad que nos envuelve en el día a día que uno envidia esa capacidad que el escritor posee para convertir una imagen vulgar en una hermosa aunque trágica estampa.

¿Recomiendo leer Tokio Blues? Sí, a mi modo de ver, es una obra asequible, pero que transmite la belleza de la literatura y en mi caso hace que me atreva a visitar otros géneros a los que antes de esta lectura no hubiese dado una oportunidad.

Tokyo Blues - Portada
  • Edición original: ノルウェイの森 Noruwei no mori (Kōdansha, 1987)
  • Edición reseñada: Tokyo Blues. Norwegian Wood (Tusquets, 2019)
  • Autoría: Haruki Murakami
  • Traducción: Lourdes Porta
  • Género: drama romántico

En una frase:

Con un ritmo casi contemplativo gracias a unas preciosistas descripciones, este drama romántico salpicado de sexo ligero y muerte es un agradable paseo por los recuerdos del protagonista.